Ay de aquel

por José Angel Buesa

Ay de aquel que sólo vive despierto
y que alza sobre las cosas una sola mirada
porque al llegar a luz o a la sombra no sabrá nada,
ni para qué ha vivido ni por qué ha muerto.
Mirad las flores, mirad las mariposas.
Y ateos o creyentes, mirad la luz del día.
Pues si Dios no existiera, ¿quién haría estas cosas?
Pero si Dios existe, ¿para qué las haría?

 

Pues hace un tiempo (de casualidad) me topé con éste poema y me parece que vale la pena compartirlo las veces que sea. Lo mejor es la declamación, calza perfectamente con el espíritu del poema.

Tomen un minuto de su tiempo para escucharla (pueden ignorar el resto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *