Comer solo no es tan malo

Puede resultar muy extraño para la gran mayoría de ustedes, es complicado de explicar el por que no me agrada comer solo, no me refiero a comer unas papas fritas cerca a la computadora, me refiero a almorzar/cenar en un restaurante (incluso en casa).

Debo confesar que algunas veces usé la escusa de “no puedo comer solo” para ligar a alguien, pero en realidad es cierto… muy difícil para mi comer solo. Me asusta un poco la idea de estar sentado en la mesa de un restaurante comiendo solo, me cuesta mucho hacerlo, al punto que muchas veces he preferido no ir a comer –si no hay mucha hambre– o pedir para llevar y “tragar” en la privacidad de mi cuarto.

foreveralone

Siento el equivalente a ir a un bar, sentarse en la barra, pedir algo fuerte, tomar el trago sin conversar con nadie mas que tu conciencia y retirarte después de pagar la cuenta ¿Suena patético no?

Vivir solo, lejos de casa, de la familia y de los amigos mas entrañables hacen más difícil todo ya que no es tan fácil conseguir un acompañante, por mas delicioso que sea el menú no se come con gusto.

He tenido que aprender a convivir con esa fobia, manejar ese oscuro sentimiento, tragar las sensaciones que me aquejan para finalmente decir que comer solo no es tan malo como parece, muchos lo hacen y parece que no tienen problemas con ello.

No he superado el “problema” pero viviré. Tu que me estas leyendo podrás decir: “¿tengo muchos problemas y este tipo se hace un mundo para ir a comer?… JA!!!” pues sí… tal vez este post se vea patético, pero tenía que decirlo.

Buen provecho!

4 pensamientos en “Comer solo no es tan malo

  1. Yo no creo que sea pático, simplemente algunas veces vemos lo peor de algo que no queremos hacer y lo hacemos un mundo, a mi aterrorizaba la idea de quedarme sólo en casa o en mi cuarto #ForeverAlone pero despues que llevo algunos años (13 años) en idas y venidas lo he aprendido a sobrellevar.

    También me daba mello la oscuridad ahora digo pues si cuando duermo es a luz apagada, porque de las fobias, otros les da miedo los ascensores, a subir alturas, a todos esos troles que todavia no controlan pues algún día lo tendrán que hacer, felicitaciones por darte cuenta que recorrer el camino no es igual que saberlo.

  2. No sé si es malo, a mí la verdad me dá verguenza comer solo pero porque vivo en una ciudad muy racista (capital federal) o al menos me parece, ingreso normal a un bar y ya tenés un seguridad que te está preguntando para que entrás y ya comenzás a contestar para la mierd@ , a que voy a ir a restorant ? si estaría vestido de pordiosero vaya y pase… Pero cosas así no te dán ganas de salir a conocer, y al final uno termina saliendo a cenar a los restoranes que más o menos ya te atienden bien….
    Y bueno la verdad en sintesis prefiero bancarme el hambre hasta llegar a casa y preprararme algo y escuchar musica o un audio libro tranquilo … No hay que tener miedo a la soledad, es preferible estar así que elegir y cometer el peor error de la vidad como tener un hijo con una mala persona que se elige justamente por miedo a la soledad… !!! Salud hombres valientes !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *